Pólizas de crédito: Los cambios que vienen

Desde Iberfinancia Consultores procuramos manteneros informados al detalle de las últimas novedades que atañen al mundo empresarial. Por eso mismo, nuestro Departamento Financiero se ha puesto manos a la obra para tratar a fondo un tema más que debatido a lo largo de las últimas semanas: la Ley para el Fomento de la Financiación Empresarial.

Ley para el Fomento de la Financiación Empresarial

El Gobierno ultima los detalles de la futura Ley para el Fomento de la Financiación Empresarial, cuyo objetivo es hacer más accesible y flexible la financiación a las pymes. De momento es sólo un borrador y está por ver su contenido definitivo, pero incluye algunas medidas que benefician a las pequeñas y medianas empresas respecto del trato que reciben de las entidades financieras.

Entre estas medidas se incluye la obligación del banco de realizar un preaviso por terminación o disminución del flujo de financiación.

Las entidades de crédito deberán notificarán por escrito y con una antelación mínima de 3 meses antes de la fecha de finalización, su intención de no prorrogar la financiación que vengan concediendo a una pyme o de disminuirla en una cuantía igual o superior al 35 %.

Por tanto, previa a la no renovación de una póliza de crédito o a una reducción significativa de su límite de crédito, el banco deberá avisar a su cliente al objeto de que disponga de tiempo suficiente para restituir los fondos.

Esta medida sería aplicable también al descuento comercial, anticipo de créditos, pago aplazado, cesión de créditos o cualquiera otra financiación similar.

Se prevén, sin embargo, varias excepciones a esta regla, que habrá que tener en cuenta:

a) Cuando el plazo de la financiación sea inferior a 3 meses.

b) Cuando la pyme sea declarada judicialmente en concurso de acreedores.

c) Cuando la pyme incumpla sus obligaciones contractuales y el contrato se resuelva por parte del banco.

d) Si el contrato de financiación se rescinde o minora su cuantía de mutuo acuerdo entre las partes.

e) Por motivos de blanqueo de capitales.

f) Si el banco puede justificar que la situación financiera de  la pyme ha sufrido un deterioro significativo durante los tres meses posteriores a la fecha en la que se debería haber realizado la notificación.

 

Además, la entidad de crédito quedará obligada a proporcionar a la pyme un documento denominado “Información Financiera-PYME”, de carácter gratuito, que incluirá:

a) Certificados CIRBE relativos a la pyme y solicitados por el banco a la Central de Información de Riesgos del Banco de España.

b) El historial crediticio del cliente, que deberá incluir datos referidos a los cinco años anteriores a la notificación:

  1. Una relación de los créditos históricos y vigentes y de los importes pendientes de amortización.
  2. Relación cronológica los importes impagados o la declaración expresa de que la pyme ha cumplido con sus obligaciones.
  3. Situación actual de impagos.
  4. Una relación de los concursos de acreedores, embargos, procedimientos de ejecución y otras incidencias judiciales.

c) Extracto de los movimientos realizados durante el último año.

d) La calificación interna del riesgo de la pyme, en términos estandarizados.

Con estas medidas, la empresa dispondrá de mayor información y sobre todo de una mayor capacidad de maniobra para actuar en caso de que la entidad crediticia decida cerrar el grifo del crédito, lo que evitará desagradables sorpresas de última hora.

 

Martín Beltrán
Departamento Financiero

 

Iberfinancia Consultores

Si queréis más información sobre este instrumento financiero, podéis visitar nuestro blog Servicios Iberfinancia Consultores donde os explicamos a fondo en qué consiste una póliza de crédito y os damos una serie de recomendaciones para su correcta utilización.

También podéis dejar vuestros comentarios y dudas al respecto de este y otros temas. ¡Estaremos encantados de contestaros!

Dejar un comentario