Mapa bancario actual

Desde los inicios de la crisis, en el año 2007, hemos observado serios cambios en el panorama financiero español. Gran parte de esos cambios han sido protagonizados por bancos, cajas de ahorro y establecimientos financieros de crédito. El número de entidades que conforman el mapa bancario actual ha quedado reducido a menos de la cuarta parte y han desaparecido casi íntegramente las cajas de ahorros, que antes de la crisis representaban prácticamente el 50% del sistema.

España, un paso atrás

Resulta curioso, si realizamos un análisis a nivel internacional, un dato que demuestra que a nivel de desarrollo económico –o desaceleración en este caso- España siempre va un paso atrás. En el caso de las entidades financieras, mientras que en el resto de países su deterioro se produce entre los años 2008 y 2009, en el caso español dicho deterioro no se empieza a sentir hasta mediados del año 2010.

Junto a este desacompasamiento respecto al resto de bancas internacionales, es conveniente destacar que la banca española presentaba dos agravantes adicionales que repercutieron considerablemente en el reordenamiento posterior:

  • Por un lado, sus inversiones se encontraban formalizadas a través de préstamos hipotecarios, en lugar de títulos con contrapartida en mercados secundarios.
  • Por otro, la banca española ha registrado el mayor crecimiento en la concesión del crédito desde el inicio del siglo XXI hasta 2007, fecha a la que se asocia el inicio de la crisis financiera internacional.

Nuestra economía es una de las más “bancarizadas” del mundo, entendiendo como tal la financiación necesaria por cada unidad de PIB. A título de ejemplo, durante la década anterior al inicio de los cambios bancarios, se hicieron imprescindibles 3 euros de crédito por cada uno de PIB generado.

Teniendo en cuenta las nuevas exigencias de solvencia, liquidez y capital provenientes del FROB y las dos leyes que afectaron a las cajas de ahorro, el panorama financiero se ha visto reducido de forma considerable. Os mostramos en los gráficos siguientes la evolución durante los años 2007, 2010 y 2013 para que os hagáis una idea de la relevancia que han ido tomando los bancos, en detrimento de las cajas y otros establecimientos de crédito –estas cifras incluyen todo tipo de entidades, sin tener en cuenta su origen, es decir, entidades tanto nacionales como extranjeras-.

Dibujo2

Dibujo1

Dibujo3

Principales entidades financieras

A día de hoy las cuatro principales entidades financieras que operan en el país son –por orden de importancia- BANCO SANTANDER, BBVA, CAIXABANK y BANCO SABADELL. Les sigue de cerca BANCO POPULAR, quien por segundo año consecutivo ha sido la entidad que mayor volumen de préstamos ICO ha concedido a pymes y autónomos. También destaca sobre todo como banca empresarial, BANKINTER.

A todos ellos se suman las entidades bancarias nacionalizadas y aquellas que han surgido como fusión-absorción de las diversas cajas de ahorro: BANKIA, CATALUNYA CAIXA, NOVAGALICIA BANCO, UNICAJA, KUTXABANK, BANCO MARE NOSTRUM, IBERCAJA y KUTXABANK.

Esto hace un total de 14 entidades financieras de origen nacional operando en el país. La presencia de entidades financieras internacionales se está viendo reducida de forma paulatina, primero a través del cierre paulatino de sucursales, dejando prácticamente oficinas de representación en las principales ciudades. Veremos como a lo largo de los próximos meses su presencia será cada vez más limitada, siendo una de las candidatas al abandono del negocio español BARCLAYS, así como las portuguesas BANCO CAIXA GERAL y BANCO ESPIRITO SANTO.

Por último, para que podáis saber quién es quién en el panorama bancario os dejamos unos gráficos con el antes y el después de cada entidad.

Dibujo4

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo en tus redes sociales!

 

Autor: Martín Beltrán
Departamento Financiero Iberfinancia Consultores

Dejar un comentario