Manual básico de Bitcoin

Cuando hablamos de Bitcoin, hablamos de una divisa electrónica novedosa que sobresale por su eficiencia, seguridad y facilidad de intercambio. Se trata de una moneda que se puede utilizar en el intercambio de bienes y servicios como otra moneda cualquiera.

Principales características del Bitcoin

  • No estamos ante una moneda oficial de ningún Estado o país y puede usarse en todo el mundo por igual.
  • Está descentralizada: no es controlada por ninguna institución financiera o empresa.
  • Es imposible su falsificación o duplicación gracias a un sofisticado sistema criptográfico.
  • No hay intermediarios: Las transacciones se hacen directamente de persona a persona.
  • Las transacciones son irreversibles.
  • Puedes cambiar bitcoins a otras divisas y viceversa, como cualquier moneda.
  • No es necesario revelar tu identidad al hacer negocios y preserva tu privacidad.
  • El dinero te pertenece al 100%; no puede ser intervenido por nadie ni las cuentas pueden ser congeladas.

Ventajas y beneficios del Bitcoin

Actualmente es la moneda más usada del mundo ya que presenta notables ventajas con respecto a las divisas tradicionales:

– Seguridad: Cuando realizamos compras con Bitcoin no tenemos que revelar información sensible como, por ejemplo, números de tarjeta de crédito o cuentas bancarias y, por lo tanto, no existe riesgo alguno de que esta información le sea sustraída al vendedor online.
Finalmente, las características de Bitcoin permiten a las páginas establecer un servicio de fideicomiso, asegurando que el vendedor solo reciba el dinero si el producto ha llegado satisfactoriamente a su destino. Esto es usado frecuentemente en páginas de subastas y venta de productos de segunda mano.

– Eliminación de intermediarios: el envío de dinero a cualquier parte del mundo conlleva importantes tasas o comisiones debido a la gran cantidad de intermediarios que hay en el proceso (comisiones por transferencia bancaria, comisiones por aceptar o usar tarjetas de crédito o débito, comisiones por usar servicios de «envío de dinero» o comisiones por usar servicios de «pago online»…) En Bitcoin no hay intermediarios y el dinero pasa directamente de persona a persona: de comprador a vendedor o de particular a particular. Esto reduce el precio de enviar dinero sustancialmente y permite también vender productos y servicios a un precio más justo.

– Sistema Descentralizado: El sistema descentralizado de seguridad que hay detrás Bitcoin hace imposible que cualquier otra persona que no disponga de tus credenciales pueda acceder a tu dinero. Tus bitcoins son tuyos y no pueden ser congelados o secuestrados, no se puede cerrar ninguna cuenta y solo tú tienes acceso a ellos las 24 horas del día, 365 días al año.

Inconvenientes del Bitcoin

Precio variable: El precio de un bitcoin es impredecible, puede aumentar o disminuir en un corto período de tiempo debido a su joven economía, su carácter novedoso y en ocasiones mercados ilíquidos. Por lo tanto, el Bitcoin se debe considerar como un activo de alto riesgo, y nunca se debe almacenar dinero que no se pueda permitir dar el lujo de perder.

Transacciones de elevado riesgo: Una transacción Bitcoin, por lo general, es recibida en pocos segundos y empieza a confirmarse en los 10 minutos siguientes. Durante este periodo, la transacción puede considerarse auténtica pero aún puede ser revertida. Usuarios fraudulentos podrían tratar de engañarle. Si no puede esperar a una confirmación, puede pagar una pequeña tasa o usar un sistema para detectar transacciones inseguras.

Cómo usar el Bitcoin

Funcionamiento de la red Bitcoin: se basa en un sistema “peer to peer” o de usuario a usuario. Al no estar sujeta a ningún tipo de organismo oficial son los propios usuarios los que realizan el seguimiento de sus transacciones. Junto con un complejo sistema de criptografía se asegura que no se puedan realizar estafas ni falsificaciones de la moneda.

Cómo utilizar Bitcoin: la utilización de este sistema es tan sencillo como la emisión de un correo electrónico. Para comenzar a utilizar esta moneda se debe generar una dirección utilizando una aplicación Bitcoin. La generación de direcciones es totalmente gratuita y se pueden generar tantas como se desee. Estas direcciones están compuestas de dos partes:

– Una dirección pública: es la que te identifica. Cualquier persona que sepa tu dirección pública podrá remitirte Bitcoins.

– Una clave privada: personal e intransferible, con esta clave accederás a tus fondos personales y gestionaras tus bitcoin, por ello es importante mantener esta clave protegida bajo contraseña cifrada.

Ejemplo práctico de uso de Bitcoin

Mario tiene 50€ en su cuenta de banco y, por lo tanto, el valor de la cuenta de Mario es de 50€. Cuando Mario se gasta 20€, el banco hace un registro de la transacción y apunta el nuevo valor de la cuenta de Mario que ahora es de 30€.

Las direcciones de Bitcoin funcionan de la misma manera. A cada dirección le corresponde un valor que puede subir o bajar según las transacciones que realicemos. Aquí es cuando entra en funcionamiento la red «peer to peer» que mencionamos en anteriormente. Los nodos interconectados se encargan de registrar el nuevo valor de la dirección y difunden la información de dicha transacción por toda la red, quedando respaldada de forma inalterable gracias a un complejo sistema de seguridad criptográfico.

Mario tiene 10 bitcoins y decide enviar 2 bitcoins a María. Mario usa su clave privada para autentificarse y anunciar una nueva transacción a la red. Posteriormente la red Bitcoin toma nota de esta transacción y registra el nuevo valor de la dirección de mario y de María: «Dirección de Mario: 8 bitcoins / Dirección de María: 2 bitcoins». Esta nueva transacción queda ahora respaldada en un registro colectivo e inalterable para que nadie pueda modificarlo y hacer trampas. Cuando María quiera gastar sus bitcoins, el proceso se repetirá de nuevo.

Este sistema resulta infranqueable y hace imposible cualquier tipo de trampa. Sin embargo y por esta misma razón, todas las transacciones son absolutamente públicas y transparentes, algo que en el sistema tradicional no ocurre. ¿Es eso malo? No, pues nadie conoce la identidad de la persona que hay detrás de la dirección usada (a menos que esta lo haga saber) y se preserva la privacidad de los usuarios. Para el resto de personas tu transacción será sólo un número, sin que sepan quién ha enviado o quién ha recibido el dinero. De esta manera se obtiene un sistema que no sólo es seguro a nivel informático sino también da confianza gracias a su transparencia inherente.

 

Autora: Vanessa Tenreiro
Departamento Financiero Iberfinancia Consultores

 

¿Te ha resultado de interés? Puedes compartirlo en tus redes sociales. ¡Muchas gracias!

 

Dejar un comentario