Lección de finanzas en Iberfinancia Consultores (II)

El jueves pasado arrancaba esta lección de finanzas en Iberfinancia Consultores. Son varias las ocasiones en que en este blog hemos hecho alusión a la falta de cultura financiera que existe en nuestro país y a cómo este hecho (sumado a otros, obviamente) ha derivado en problemáticas tan profundas como las que envuelven a preferentes, swaps…Por ello, desde nuestro Departamento Financiero, queremos familiarizaros con algunos conceptos básicos que, aunque conocidos, su significado o utilidad no siempre quedan claros.

Ficheros de morosidad

Los ficheros de morosos y registros de morosidad más importantes que recogen datos de personas físicas son el de ASNEF EQUIFAX, gestionado por la sociedad Asnef- Equifax Servicios de Información sobre Solvencia y Crédito, S.L. y el de BADEXCUG, gestionado por Experian Bureau de Crédito S.A.

 

ASNEF: El fichero de morosos de ASNEF contiene información sobre operaciones impagadas, tanto por personas físicas como jurídicas, aportada por el propio acreedor.

En el registro de morosidad del ASNEF aparecen deudas impagadas estén aceptadas o no, pero además de las contraídas con entidades financieras. También  utilizan este fichero grandes compañías de servicios como son las compañías de telefonía o de electricidad.

La información proporcionada por este fichero es utilizada a la hora de analizar operaciones de riesgo, así como en su seguimiento y reclasificación.

Los datos que aparecen en el fichero de morosidad son los siguientes:

  1. Información identificativa de la persona consultada.
  2. Relación de nombres y domicilios distintos con los que consta en el fichero.
  3. Resumen de la situación actual de operaciones impagadas (saldo total impagado, número de operaciones, etc.)
  4. Detalle de cada una de las operaciones impagadas (importe, número de cuotas, tipo de entidad acreedora, etc.)
  5.  Evolución mensual (últimos 24 meses) tanto de la información resumida como detallada por operación impagada.

La permanencia del registro de un moroso en el fichero de morosidad de ASNEF-EQUIFAX puede ser de hasta seis años si el deudor no abona nunca el impago.

 

BADEXCUG: El fichero de morosos Badexcug contiene información de personas físicas y jurídicas, aportada por el acreedor, referente a los incumplimientos de obligaciones dinerarias de sus clientes. El fichero incorpora detalle de datos identificativos del consumidor, así como de los incumplimientos de cada una de las operaciones comerciales impagadas, reflejando la situación actual y la evolución histórica de cada una de las operaciones. Los datos se actualizan periódicamente y cumplen con los más altos estándares de calidad. Asimismo, se cumplen unas estrictas medidas de seguridad para garantizar la confidencialidad y secreto de la información.

 

Asimismo existe un fichero de impagos relativos a las empresas, entendidas éstas como personas jurídicas únicamente que se denomina Registro de Aceptaciones Impagadas o RAI  y que está gestionado por el Centro de Cooperación Interbancaria o CCI.

RAI: El Registro de Aceptaciones Impagadas (RAI) es un fichero que depende del Centro de Cooperación Interbancaria, asociación creada por bancos, cajas de ahorro y cooperativas de crédito, donde figuran los impagos de cheques, pagarés y  letras aceptadas.

 

FIM: el Fichero de Inquilinos Morosos, contiene información sobre arrendamientos impagados, tanto de personas físicas como jurídicas, aportada por los propios arrendadores y profesionales en la gestión de arrendamientos. Contiene también toda la información procedente de sentencias judiciales por desahucio, convirtiéndose en la base de datos más amplia y completa sobre morosidad en arrendamientos en el territorio nacional.

Productos de financiación

Al margen del tan socorrido préstamo bancario, describimos una serie de productos financieros que pueden adecuarse mejor a las necesidades financieras de cualquier negocio.

Póliza de crédito: una póliza de crédito es, básicamente, un préstamo con vencimiento en un plazo determinado (normalmente a uno o dos años) pero con disposición de capital prestado de manera aleatoria, según las necesidades diarias del negocio. Este tipo de instrumento debe ser utilizado únicamente para cubrir necesidades puntuales de tesorería como una venta aplazada de gran importe, nunca se debe utilizar para la adquisición de activos fijos o necesidades permanentes de tesorería como pueden ser los fijos negativos de caja en una empresa que se encuentra en crecimiento. Esta situación se debe solucionar con fondos propios nunca con financiación externa.

 

Leasing: El leasing es un contrato por el cual una empresa (sociedad de arrendamiento financiero) cede a otra (arrendatario) el uso de un bien comprado por la sociedad siguiendo las instrucciones del arrendatario, durante un tiempo determinado y a cambio del pago de unas cuotas periódicas por parte de este, teniendo el mismo la posibilidad de ejercitar una opción de compra al final del contrato y quedarse con la titularidad del bien.

 

Renting: Se puede afirmar que el «renting» se asemeja bastante al «leasing», si bien, está ligado a bienes muebles (no fungibles), tanto productivos como de consumo, que necesitan mantenimiento y que suelen estar sometidos a una depreciación acelerada, por ello, tiene un auge considerable en el ámbito de los vehículos de empresa y en los equipos informáticos.

Es un contrato de uso de un bien que no transfiere su propiedad y que contempla la posibilidad de que los bienes cedidos sean sustituidos o ampliados durante el período contractual. También puede -y suele- incluir servicios complementarios de mantenimiento, seguros, revisiones técnicas, etc.

Por tanto, la utilización de los bienes se realiza en régimen de alquiler a largo plazo (2 a 4 años) durante el cual el usuario dispone de esos bienes y percibe servicios relacionados con el correcto funcionamiento de los mismos, es decir, el «renting» se configura como un paquete de servicios integrados en una única cuota que se paga periódicamente.

La cuota o renta puede ser fija o variable y depende del grado de utilización del bien.

 

DIFERENCIA

RENTING

LEASING

Determinación del importe de la cuota

Grado de utilización del bien, valor de mercado al inicio del contrato y valor previsto en el momento de la devolución.

Se aplica un tipo de interés al coste del bien pendiente de recuperación en cada momento.

Opción de compra

Se recupera el bien (salvo excepciones de opción de compra)

La opción de compra debe estar establecida en el contrato. El cliente puede comprarlo, renovar el contrato o devolver el bien.

Grado de especialización

Mayor grado de especialización(suele ser una empresa de arrendamiento financiero)

No existe esa especialización

Plazo

Corto y medio plazo

Medio y largo plazo

 

 

¿Os ha resultado útil este post? Si ha sido así, podéis compartirlo en vuestras redes sociales. Y si tenéis cualquier duda sobre este u otros temas, ya sabéis, ¡dejadnos un comentario y estaremos encantados de responderos! ¡Muchas gracias!

 

Autora: Vanesa Tenreiro
Departamento Financiero Iberfinancia Consultores

Dejar un comentario