ICO Liquidez

ICO Liquidez

Imprevistos

Pagar imprevistos con la tesorería de la empresa es mala idea porque minamos los fondos que el negocio necesita para mantenerse y generar ingresos. Multas, reparaciones, una indemnizacíón por despido… No toque la caja, usa fondos propios o un préstamo a corto/medio plazo.

Clientes

Para facilitar las ventas a veces permitimos plazos de pago flexibles. Financiar nuestros gastos hasta cobrar del cliente puede ser buena idea. Por supuesto, un ICO Liquidez también nos permitirá mitigar el daño que los impagos de uno o más clientes pueden hacer a la tesorería de la empresa.

Gastos

Alquilar una nueva nave o local, contratar personal, viajes a ferias, gastos en publicidad y marketing… Haz previsiones, si tus gastos van a compensarse y generar ingresos en cuatro años o menos, entonces un ICO liquidez es buena idea.

Mercancías

Conseguir financiación de tus proveedores en ocasiones es difícil. Con un ICO Liquidez aseguramos el aprovisionamiento de nuestra empresa de mercancías o materias primas sin renunciar a posibles descuentos por pronto pago o por volumen de compra.

Caso especial: Sustitución de pólizas

Si tienes las pólizas dispuestas al límite, preparate para su más que probable no renovación. Estamos viendo bancos que prestamizan las pólizas si se tienen dispuestas en más de un 50% durante mucho tiempo. Adelántate. El banco no te ofrecerá un tipo de interés tan ventajoso como el del ICO Liquidez si va «sugerirte» convertir tus pólizas en un préstamo. Especialmente, si el plazo de vencimiento de la póliza está muy próximo y juegan con ventaja.

Dejar un comentario