Cuatro pasos para crear tu marca comercial

Es necesario que tu producto tenga una imagen o un nombre que permita al consumidor identificarlo. Diferenciarse de los demás. Para ello, desde el Departamento Jurídico de Iberfinancia Consultores te vamos a dar cuatro pautas básicas a tener en cuenta para crear tu marca comercial:

1-Diferénciate: La marca cumple esa función de identificación y diferenciación para que el consumidor pueda relacionar el producto que ofreces con tu empresa dentro de este mercado cada vez más competitivo. La marca garantiza a los consumidores que el producto tiene su origen siempre en la misma empresa: tu empresa como titular de la marca.

2-Aporta seguridad: La marca aporta seguridad al consumidor y es un signo de calidad y “goodwill”  o buena fama entre los consumidores. Asimismo, la función publicitaria de la marca es un aspecto de lo más importante y proyecta la imagen de la empresa en el mercado.

3- Elige tu “marca”:

-denominativa (palabras, conjuntos de palabras, letras, cifras y sus combinaciones…),

-gráfica (imágenes, figuras, dibujos, gráficos…),

-mixta (elementos denominativos y gráficos)

-tridimensional (envoltorios, presentaciones novedosas de productos..).

4-Regístrala: El registro de la marca otorga al titular un derecho en exclusiva sobre la misma, impidiendo que terceros la usen o comercialicen productos o servicios con la misma marca u otra que pueda crear confusión.

  • Dónde: El organismo competente para registrar una marca a nivel nacional es la Oficina Española de Patentes y Marcas que regula un procedimiento muy sencillo. Asimismo, en la Ley 17/2001 de 17 de diciembre de Marcas se puede encontrar toda la información relativa a las características y funciones de la marca y el procedimiento de registro. Dependiendo de la proyección que vaya a tener tu empresa, la marca puede ser también registrada a nivel europeo a través de la Oficina de Armonización del Mercado Interior, o incluso a nivel internacional.
  • Cómo: antes de iniciar el registro es conveniente realizar un estudio o búsqueda sobre marcas similares que puedan inducir a confusión y que puedan motivar la denegación del registro. También es fundamental conocer en qué tipo de actividades o servicios vamos a encuadrar nuestra marca, es decir, qué productos o servicios queremos proteger con la marca. Para ello existe una clasificación denominada: “Clasificación de Niza
  • Cuánto: El proceso de registro no es gratuito sino que conlleva el pago de unas tasas administrativas que otorgan la concesión de la marca por un plazo de diez años. Transcurrido dicho plazo la marca habrá de ser renovada.

En Iberfinancia Consultores contamos con un Departamento Jurídico que está a tu disposición para atender cualquier consulta.

Dejar un comentario