Cuándo iniciar tu negocio

Hoy ponemos el broche final a nuestra serie de post “Cómo montar un negocio”. Hasta la fecha, hemos analizado la idea de negocio, realizado estudios de mercado y decidido en qué y cómo invertir, así como los modos de financiar esa inversión. Solo queda un último paso: elegir cuándo iniciar tu negocio.

Desde el Departamento Financiero de Iberfinancia Consultores consideramos que el hecho de elegir el momento exacto en que poner en marcha tu negocio es una decisión fundamental para que el futuro depare una buena evolución del mismo. Existen diversos factores que influyen en la elección de ese instante ideal de ponerse en la parrilla de salida, si bien todo depende del tipo de negocio que tengas en mente emprender.

En cierto modo, este punto debe tenerse en cuenta a la hora de seleccionar la idea de negocio, tal y como os hemos comentado con anterioridad en otras entregas de “Cómo montar un negocio”. Se trata de una cuestión temporal, que nos puede llevar a elegir o rechazar una determinada actividad productiva o bien a escoger en qué momento del año comenzar a vender o prestar servicios.

¿Será mi negocio viable?

A la hora de evaluar la viabilidad de un determinado proyecto de inversión debemos centrarnos en analizar si existe algún tipo de restricción real o posible para el mismo a lo largo del futuro más inmediato. Si no se dispone de conocimientos profundos sobre este punto, el Departamento Financiero de Iberfinancia Consultores recomienda acudir a un especialista externo en la materia, como salvaguarda antes de realizar la inversión.

Otro factor relevante es el grado de saturación del mercado al que pretendemos acceder. En este sentido, si nos paramos a mirar el entorno que nos rodea y nuestro mercado potencial, debemos intentar localizar nichos de mercado, es decir, aquellos negocios que tienen una amplia demanda por parte de los consumidores que no esté siendo ya satisfecha por empresas competidoras.

Otros factores a tener en cuenta

  1. Hablando de emprendimiento, podemos hablar también de modas: bares, tiendas de gominolas, negocios estéticos, franquicias en expansión, talleres de reparación, etc. Cada una de ellas ha tenido y tiene su momento de auge, pero no debemos olvidar que a mayor oferta –competencia para nuestro futuro negocio- más posibilidades de que nuestro negocio fracase por no haber suficientes clientes para todos los establecimientos.
  1. Otro de los puntos clave a tener en cuenta es si se trata de un mercado totalmente regulado o si forma parte de un “vacío legal”. Si nos encontramos en este caso, es recomendable posponer la puesta en marcha del negocio a la espera de que se trate de un mercado con una legislación clara y transparente, puesto que de lo contrario nos arriesgamos a que nuestra inversión se venga abajo por una prohibición legislativa
  1. Debemos evaluar asimismo si nuestro proyecto tiene alguna nota de estacionalidad. Sería este el caso, por ejemplo, de un negocio textil o de distribución de alimentos relacionados con el verano. Esta estacionalidad del propio sector nos va a marcar si nos encontramos o no en el momento más apropiado para comenzar la actividad. En el caso del negocio textil, no será recomendable la apertura en periodo de inicio de rebajas, se deberá aprovechar el ciclo de consumo en el sector desde el inicio de la temporada.

Un ejemplo práctico

Estamos hablando del denominado riesgo legal. Básicamente se trata del riesgo de que exista un cambio legislativo importante que regule las condiciones, prohíba o reduzca la posibilidad de prestación o consumo de un determinado bien o servicio. Llevándolo a un terreno conocido y como ejemplo práctico, personalmente no recomendaría en el momento actual la puesta en marcha de un negocio de venta de cigarrillos electrónicos, puesto que se trata de un mercado en el limbo, con un componente de moda, que está llevando a una saturación de oferta en un mercado que se encuentra sin regular. Poniéndolo en marcha, corremos el riesgo de que, en un futuro relativamente inmediato, se prohíba el consumo de cigarrillos electrónicos en lugares públicos cerrados, con lo que nuestra inversión se vería claramente perjudicada, con escaso futuro. Lo más conveniente sería, por lo tanto, esperar a que se regule su consumo y, en función de dicha regulación, tomar la decisión de puesta en marcha del negocio o bien la necesidad de desecharla.

Conclusiones

Desde el Departamento Financiero de Iberfinancia Consultores deseamos una inmejorable evolución de vuestro negocio, admirando vuestra motivación para el emprendimiento. Pero no lo olvidéis, la decisión sobre cuándo poner en marcha el negocio es fundamental para vuestro futuro, así que si tenéis alguna duda, por favor, contactad con Iberfinancia Consultores e intentaremos aclarárosl

Esperamos que os hayan gustado los posts de nuestro especial “Cómo montar un negocio”. Podéis dejar vuestros comentarios o compartirlos en vuestras redes sociales. ¡Muchas gracias!

 

Autora: Lucía Estrada
Departamento Financiero Iberfinancia Consultores

Dejar un comentario