Los créditos para empresas en España son más caros que en Europa

El Banco Central Europeo ha asegurado que los créditos para empresas concedidos en España e Italia no reflejan las tasas de interés oficiales de la zona euro, fijadas en el mínimo histórico del 0,5%. Esta situación contrasta con la de las grandes economías de la Eurozona, Alemania y Francia, donde se están beneficiando ya de créditos más bajos.

El BCE subraya en su boletín de agosto como causas de este desequilibrio los factores de riesgo (el temor a prestar) y los diferenciales de la deuda soberana (la prima de riesgo), por lo que ve necesario que dichos países sigan reduciendo el déficit y realizando reformas.

La fragmentación financiera que sufre la eurozona «ha mermado la eficacia de la política monetaria, ya que las medidas de estímulo monetario introducidas desde finales de 2011 apenas han influido en las condiciones crediticias generales en gran parte de la zona euro».

Como respuesta a esta fragmentación sobre la política monetaria y sus consecuencias, el organismo europeo ha introducido “diversas medidas convencionales y no convencionales, que han contribuido considerablemente a aliviar las tensiones financieras», entre ellas, el anuncio de las OMC, la inyección de liquidez al sistema o la reducción de tipos hasta el 0,5%. Además, ha reforzado a aquellas entidades financieras que lo necesitan.

Estas medidas han logrado reducir las tensiones en los mercados de deuda soberana, así como las restricciones de financiación. Una financiación que, sin embargo, sigue siendo “heterogénea” en cuanto a concesiones de créditos se refiere, en palabras de la propia entidad.

En este escenario, las pymes son las mayores afectadas, puesto que las tasas de interés que los bancos aplican a préstamos pequeños (que son los que suelen pedir las pequeñas empresas y no pueden ser superiores a los 250.000 euros) son muy superiores a las tasas de los créditos de más de un millón de euros.  Según datos del BCE, en España, si en el verano de 2011 la diferencia era de 175 puntos básicos entre ambos, en abril de 2013 se situaba en los 250 puntos adicionales.

Para el BCE, estas diferencias en los tipos de interés «reflejan, en cierta medida, ciclos económicos asincrónicos y diferencias en la percepción del riesgo de crédito en los distintos países en los últimos años».

Aún así, sigue habiendo entidades financieras como el Banco Europeo de Inversiones que están mas dispuestas a ayudar a las empresas y autónomos de nuestro país. Esta entidad ha asegurado que los créditos del BEI tendrán un interés inferior al 5%.

Dejar un comentario