5 Consejos para mejorar el periodo de cobro en la empresa

Son muchas las empresas que están atravesando una difícil situación actualmente. Los problemas para acceder a la financiación o la escasez de la propia financiación son sólo la base. Y es que la mayoría de las pymes han consumido sus garantías haciendo frente a los últimos años y muchas han perdido credibilidad al no haber podido hacer frente a sus obligaciones.

En este contexto, la gestión eficiente de la liquidez se convierte en la llave de la supervivencia y cualquier mejora en el periodo de cobro en la empresa se vuelve indispensable.

Antes de pasar a los consejos, la premisa básica a tener en cuenta es la situación actual. Sin comprender el modo de proceder en lo que a cobros se refiere de la empresa, nos resultará imposible mejorarlo. Para ello, emplearemos el ratio denominado “Rotación de los cobros” o RC. En rasgos generales, se trata de un coeficiente que permite evaluar la política de créditos y cobros realizados. En particular, es un indicador de la velocidad en los cobros de los créditos concedidos.

RC = Importe de las ventas a crédito / Importe total medio de las cuentas a cobrar

En esta fórmula, debemos tener en cuenta que sólo situaremos en el numerador las ventas con pago diferido, ya que las realizadas al contado no podrán convertirse bajo ninguna posibilidad en capital de riesgo. Asimismo, excluiremos las ventas realizadas mediante tarjeta de crédito, al ser la entidad emisora de la tarjeta la que otorga el crédito al usuario en este caso.

Teniendo en cuenta estas premisas, pongamos por ejemplo que el año pasado las ventas de tu empresa fueron de 200.000 euros y la media del importe a cobrar en un momento dado era de  50.000 euros. El ratio de Rotación de los Cobros fue, así, de 4, siendo mejor cuanto mayor sea esta cifra.

Las condiciones de pago acordadas con los clientes y el grado de cumplimiento de dichas condiciones por parte de los mismos son los dos principales factores que afectan a la “Rotación de Cobros”, convirtiéndose en vital para la empresa el equilibrio de ambos factores.

Algunos consejos que pueden ayudar a tu empresa a incrementar el ratio RC son:

Reducir los plazos de pago estándar en las facturas. Los plazos estipulados no deben ser, bajo ninguna circunstancia, tan largos que afecten a la salud de la tesorería de la empresa.

Requerir, siempre que sea posible, un depósito inicial al comienzo de los trabajos o a la firma de la orden de pedido. No obstante, no debemos endurecer este tipo de medidas en exceso, puesto que afectarán directamente a la fidelización de nuestros clientes.

Agilizar el proceso de facturación de forma que las facturas sean generadas y enviadas tan rápido como sea posible.

Establecer incentivos reales al pronto pago, de esta forma el cliente no lo verá como un “acoso y derribo” en busca del cobro.

Establecer políticas especiales para el cobro más ágil de los nuevos clientes.

¿Que consejos se te ocurren a mayores para disminuir los plazos de cobro en tu empresa?

En Iberfinancia Consultores nos interesa tu respuesta, así que no dudes en dejar tu comentario debajo del artículo.

One thought on “5 Consejos para mejorar el periodo de cobro en la empresa

  1. Paloma - 28 agosto, 2013 at 5:52 pm

    Recomendación: Comprobar que el trabajo facturado está totamente acabado y sin deficiencias o, en caso de envía de mercaderías, no ha habido ningún problema a la entrega de las mismas, tanto si es transporte interno como externo. En muchas ocasiones, cualquier pequeña incidencia puede perjudicar el cobro de la totalidad de la factura.

    Reply

Dejar un comentario