Cómo sobrevivir con tu empresa en la situación actual (III)

Ayudar a las microempresas y autónomos a sobrevivir en este momento de crisis es el objetivo del último post de nuestro especial sobre estrategias para afrontar la crisis. Tras los consejos para pymes, hoy nos centramos en los negocios más pequeños, con cuatro consejos básicos que deben tener en cuenta para revitalizar sus proyectos empresariales:

1-Creatividad en el proceso de ventas.

Es necesario plantearse nuevas formas de vender, nuevas formas de comunicación, nuevos canales de distribución, nuevos métodos para acceder a clientes. La pequeña empresa tiene una oportunidad de llegar con éxito al mercado, aprovechándose del poder de las redes sociales, blogs, e-mail marketing, tiendas online, venta a través de aplicaciones para dispositivos móviles, marketing relacional o cualquiera de las nuevas fórmulas de venta.

Ejemplo: una tienda de alimentación tradicional que desarrolla una tienda online  donde vender productos gourmet.

2-Relación producto/cliente más rentable

En muchas ocasiones es posible descubrir consumidores que no vean atendidas sus demandas específicas de forma correcta. El autónomo o la microempresa pueden redefinir su actividad para ofrecer productos o servicios más específicos para grupos concretos de clientes que no están encontrando los productos que desearían.

Ejemplo: una tienda de ropa que se especializa en ropa profesional para el sector de la salud (uniformes para personal sanitario, celadores, ropa de cama…)

3-Deslocalización

Se trata de ampliar los horizontes físicos del día a día del negocio, buscando nuevas alternativas a la forma de trabajar:

  • Vender los productos o servicio en otras zonas.
  • Atraer clientes de otros lugares.
  • Buscar mejores proveedores en otros lugares del territorio nacional o importar mercancías o materias primas.
  • Subcontratar procesos a otras empresas más eficientes, aunque estén en otros lugares.

Ejemplo: una casa de turismo rural que se especializa en actividades relacionadas con el vino y atrae clientes extranjeros interesados en disfrutar de los vinos de la región.

4-Reconversión total de la actividad

Cuando las circunstancias de la empresa obligan (situación física, activos productivos existentes, tipología de personal, etc.), la reconversión total de la actividad puede ser una solución, si no se ve salida a la recuperación del mercado en que tradicionalmente se ha estado. La idea es aprovechar los recursos propios para iniciar una actividad totalmente diferente en producto y cliente.

Ejemplo: una sala de cine, cerrada por caída en ventas y reconvertida a sala de usos culturales para actuaciones en directo: conciertos, teatro, danza, conferencias…

Desde el Departamento Financiero de Iberfinancia Consultores estamos a vuestra disposición para cualquier tipo de asesoramiento que necesite vuestra empresa.

 

Dejar un comentario